Para logar soluciones al estrés laboral, comenzamos por describir las principales situaciones causantes y sus consecuencias. Es fundamental reconocer los síntomas del estrés laboral para una gestión adecuada y poder prevenirlo desde nuestra perspectiva personal.
 

EL TRABAJO COMO CAUSA DE ESTRÉS

Según Richard Lazarus, “estrés es el resultado de la relación entre el individuo y el entorno, evaluado como amenazante, que desborda sus recursos y pone en peligro su bienestar”.

Centrándonos en el trabajo, sería el desequilibrio percibido entre las exigencias profesionales y la capacidad de la persona para realizarlas.

Asimismo, los factores que originan síntomas del estrés laboral son los derivados de la acumulación de tareas, la prisa para terminarlas en un corto espacio de tiempo, la excesiva carga de responsabilidad y la tensa relación con compañeros o jefes. Todos ellos provocan consecuencias inmediatas en el trabajador que inciden directamente en sus niveles de atención y motivación, conllevando en un incremento de errores en la ejecución de las tareas. Cabe mencionar que la adicción al trabajo también causa estrés.

Los síntomas del estrés laboral comunes de estos estresores son generalmente tensión nerviosa, ansiedad, irritabilidad, confusión y distracción.
 

PRINCIPALES SÍNTOMAS DEL ESTRÉS LABORAL

Los principales síntomas del estrés laboral se pueden agrupar según su carácter:

FISICOS: problemas cardiovasculares, alergias, problemas a la piel, migrañas, dificultades respiratorias, trastornos del sueño, problemas gastrointestinales.

PSICOLÓGICOS: ansiedad, aburrimiento, frustración, irritabilidad, aislamiento, dificultades de concentración, dificultades para tomar decisiones, pérdida de memoria.

CONDUCTUALES: agresividad, abuso de alcohol o drogas, trastornos alimenticios, conflictos, absentismo laboral, disminución de la producción, mayor predisposición a tener accidentes.

Además, a este estrés generado se suma el causado por la necesidad y angustia en mantener el puesto de trabajo.  ¡Aún a costa de nuestra salud!

Cabe precisar que el trabajo, en condiciones óptimas, es un componente motivador. Mantiene a las personas en acción, fomentando las relaciones interpersonales y generando estímulos positivos. En cierto modo, sería nuestro ideal de referencia al que deberíamos aspirar.

Sin embargo, suele ser complicado desconectar la vida privada de la laboral. Habitualmente, nos llevamos los problemas del trabajo a casa, lo que afecta a las relaciones familiares y sociales.

Desde talento directivo te guiamos para que aprendas a manejar el estrés y lo conviertas en un aliado. La mejora a nivel laboral repercutirá de forma directa y beneficiosa en las demás facetas de tu vida.

Sigue leyendo más realacionado con síntomas del estrés laboral en GESTIÓN DEL ESTRÉS