Para desarrollar todo nuestro potencial son necesarios dos requisitos: tener salud y actitud proactiva para hacerlo realidad. En esta época de grandes cambios, resulta vital una adecuada gestión del estrés.

Lazarus afirmaba que no se debía combatir el estrés, sino que se debía aprender a manejarlo, pues es un recurso del organismo, necesario en momentos de gran exigencia. Decir que hay que combatir el estrés, es lo mismo que decir que hay que combatir la respiración. Las hormonas del estrés se deben manejar. ¿Cómo? Simplemente utilizándolas en el momento idóneo y luego desconectando el cerebro para dejar de segregarlas cuando no son necesarias. En el cuerpo todo tiene su razón de ser. El problema es cuando continuamos enviando órdenes de exigencia al cerebro sin necesidad. Existen muchas medidas para la gestión del estrés.
 
gestion-del-estres-problema-solucion

La forma de visionar una situación determina nuestra conducta. Si valoramos la situación como peligro la abordaremos de diferente modo que si creemos que supone una oportunidad. Aunque en ambos casos movilicemos nuestros recursos, en el segundo nuestra visión será más positiva y menos estresante.
 

PRINCIPALES MEDIDAS PARA LA GESTIÓN DEL ESTRÉS

Cada persona puede desarrollar su propio plan de acción para convivir con el estrés y debe apoyarse en algunas de las siguientes medidas:

  1. Actitud psicológica: debemos ser conscientes de nuestras capacidades y saber reconocer nuestras limitaciones. Valorar las aptitudes propias nos permitirá seleccionar correctamente el modo de vida que queremos llevar.
  2. Visión positiva (que nos permita extraer lo mejor de cada circunstancia): toda situación puede verse desde dos punto de vista (el positivo o el negativo).
  3. Mantener una vida sana desde el punto de vista dietético, higiénico y físico.
  4. Técnicas de relajación y autocontrol: solo el mero hecho aplicar una técnica nos obliga a salir del estado de estrés. Equilibrio afectivo con las personas que nos rodean: la familia, los amigos, incluso algunos compañeros del trabajo son apoyos básicos para afrontar el estrés.
  5. Organizar el trabajo para conseguir dominar nuestro tiempo y no se él quien nos domine.

 

ACCIONES CON “R” PARA LA GESTIÓN DEL ESTRÉS

RESPONSABILIDAD > debes tener el control y establecer prioridades
REFLEXIÓN > Conocer aquello que activa su estrés y ser consciente de sus síntomas
RELAJACIÓN > Planifica “tiempo de preocuparse” y “tiempo de descanso”.
RECÁRGATE DE ENERGÍA > dieta equilibrada e hidratación.
RELACIONES > Mejora la relación contigo mismo, cultivar relaciones de apoyo y aumenta tus relaciones sociales.
RECREACIÓN > Es fundamental reírse, divertirse y disfrutas de los pequeños placeres de la vida.
Estas son solo unas pautas para comenzar tu mismo. Existen diversas técnicas y consejos para ayudarte en la gestión del estrés.

Nuestra recomendación es que pruebes a adoptar algunos hábitos que te ayuden a manejar las situaciones estresantes. Incluso algún libro de autoayuda puede ser de utilidad en este sentido. Tienes también disponible más información relacionada en nuestro blog.

Puede que transcurrido un tiempo prudente persisten los síntomas y tu sensación de malestar y agobio, incluidos la falta de energía y el bloque mental, entre otros. Te recomendamos pues que nos realices una consulta y pruebes nuestro servicio integral de soluciones al estrés laboral y ansiedad. No tienes nada que perder y mucho que ganar.

Si en tu caso ya llevas un tiempo considerable en una situación que te condiciona la vida de forma negativa, deberías plantearte pasar a la acción. Actuar de forma inmediata y decidida para liberarte de las malas sensaciones y conseguir la tranquilidad que te mereces.
 

ALGUNAS OPCIONES

Como alternativas, puedes no afrontar la situación y agravar tu estado o pasar a la acción y puedes:

  • Seguir buscando información e intentar encontrar soluciones por ti mismo. Suele ser complicado al no saber por dónde empezar, qué acciones realizar y cómo conseguir hábitos que cambien tu situación actual.
  • Buscar consejo de amistades y personas de confianza. A veces no son capaces de comprender tu situación al no haber pasado por ella.
  • Acudir a servicios profesionales de psicólogos o consejeros expertos.
    • Los primeros suelen muy útiles pero pueden que carezcan de la experiencia empírica en la gestión de las situaciones generadores de estrés y ansiedad.
    • En talento directivo, como equipo de consejeros expertos, tenemos la ventaja de la experiencia y el conocimiento adquiridos en situaciones reales por el desempeño de nuestra actividad profesional a lo largo de los años.

Si tienes dudas, imagina qué harías si tuvieras la completa libertad de decidir por ti mismo cambiar lo que no funciona adecuadamente. Romper con la dinámica actual y liberarte de la carga que suponen la tensión y los síntomas que sufres. Es importante no permitir que otros decidan sobre nuestras circunstancias. Tú decides.

Si te convence nuestra propuesta de valor, puedes ver los detalles del servicio de consulta.