Todo reto de mejora profesional comporta un avance personal al igual que todo proceso de equilibrio personal provoca un estímulo para el desarrollo profesional y social. Por ello, te guiamos en un cambio de enfoque de carácter integral.

 

TU REALIDAD

Ten en cuenta que la gente suele creer en todo momento que lo que observamos es la pura realidad. Por lo tanto, no es el problema concreto lo que genera malestar, sino nuestra forma particular de visualizarlo e interpretarlo. En consecuencia, actuamos sobre la base de lo anterior.

Si te detienes a pensar un segundo, normalmente actuamos por re-acción como forma irremediable, repetitiva y fuera de nuestro control. Sin embargo, deberíamos adquirir el hábito de responder, como impulso activo y voluntad de actuar con sentido común.

El problema es precisamente que los pensamientos no aparecen solos, sino que vienen acompañados de emociones desequilibrantes. Y cuando los pensamientos son desagradables, se presentan muy intensos y nos hacen sentir mal.

La mente emite señales de forma continua hacia el cuerpo. Un pensamiento desagradable produce un torrente de hormonas y otras sustancias internas, en este caso toxinas. El cuerpo, a través de la mente, responde a ese pensamiento acogiendo el flujo de sustancias que le llegan y retroalimentando el proceso con el envío de señales. Un sentimiento como la frustración conduce al agobio y éste al sufrimiento. ¿Cómo solucionamos y cambiamos esta dinámica?

 

NUESTRA VOZ INTERIOR

Nuestra voz interior emite juicios sobre todo y sobre todos, incluidos nosotros mismos. Se trata de mensajes recurrentes que pueden ser muy diversos y condicionan en gran medida cómo nos sentimos.

Nuestro subconsciente tiende a un funcionamiento natural de boicoteo de los deseos conscientes mediante la generación de pensamientos negativos y desalentadores. Para detener está dinámica conflictiva es necesario ser capaces de detectar dicha actividad y así poder actuar de forma consciente. La finalidad es cuestionarlos y considerarlos como eventos de nuestra mente en vez de creerlos como sucesos que ocurren realmente.

La clave estriba en prestar atención y ser conscientes de este proceso interno y del mundo externo en el que vivimos. Desactivar nuestro subconsciente creador de situaciones amenazadoras nos permite relajar la mente de actividad innecesaria y contraproducente. Esto nos proporciona la calma y la concentración para abordar los retos que se nos presentan a diario. Y también nos otorga la energía necesaria para la toma de decisiones apropiadas y realizar las acciones correspondientes. ¿Cómo se realiza? Nosotros te guiamos mediante una serie técnicas y pautas a seguir.

Es importante comprender que los cambios relevantes ocurren desde nuestro interior y se manifiestan de forma expansiva hacia el exterior.

 

¿DESEAS UNA VIDA PERSONAL Y PROFESIONAL EN EQUILIBRIO? CUENTA CON NOSOTROS

En Talento Directivo te guiamos desde nuestra experiencia como personas que hemos realizado el proceso y experimentado las sensaciones del cambio. Lo que nos singulariza es que aportamos la enseñanza de haberlo experimentado y la sabiduría que conlleva estar realizándolo. Se trata de un proceso continuo que configura toda tu actuación.

Ponemos a tu disposición nuestro conocimiento para solucionar problemas derivados de estrés y ansiedad. Estos tienen efectos somáticos en el cuerpo. Todo ello mediante un cambio de enfoque y con la utilización de técnicas psicoterapéuticas que pueden ayudarte a superar el momento difícil que estás atravesando en tu vida.

Es nuestra motivación desarrollar tus capacidades para que te permitan recuperar el equilibrio y alcanzar la plenitud.
Tienes mucho que ganar y no pierdes nada. Si en tu primera consulta consideras que no es lo que esperabas, no tienes por qué pagarla; sin compromiso.
 
Puedes ver los detalles del servicio de consulta.